Yayocaturas | CAPricaturas | Blog de Yayo | About

de libro

también quería poner de título: "por el rabillo del ojo",  "cómo me joden los chulos" o "en adelante".

los chulos, a veces, no son gente mala. son gente que hay que entender. viven del aire como los demás vivimos del pan. hay algunos hasta tolerables como uno de los que cae de refilón dentro de la historia.

ocurre que, como cuado estaba en mi país, aquí hay que convivir con gente gilipollas. los gilipollas tienen la ventaja de que son "de libro", predecibles por el manual.

hay uno nuevo. no se puede ser TAN agradable. y lo dice un heterosexual. es imposible. Es de libro. es del patrón marcado por y para tantos otros viejos conocidos que han triunfado en esta vida muchísimo más que lo que ha triunfado uno con los propios recelos del llevar la sinceridad por delante y la marca de inocente, 666, tatuada en la frente. Somos siete en la oficina, se nos presenta en la lista de correo y, el pavo, sólo responde a las dos señoras damas... Hasta se las apaña para arreglarse habitación en el piso de una de ellas.

La señora me preguntó en una fiestina que hubo de desterrados:
-¿qué te parece el nuevo?
-de libro...
-¿de libro?... ¿y eso qué significa?
-jajaja... que es de libro... que creo que podría decir qué va a hacer en cualquier momento mientras haya una mujer delante... No será mala gente... pero es de libro
-¡qué dices! si vive en mi casa hasta que encuentre piso y hasta me pide permiso para cargar el móvil...
- jajajaja... ¿cómo se puede ser TÁN amable? ¡¡es de libro!!... conozco a más

Ahí caí en la mosca, un poco, de siempre... Parece ser que la idea general de este mundo es que soy gay. Supongo que porque no le pedí por mail a ella y a la otra vivir con ellas un tiempo por la posibilidad de echar un polvo antes de encontrar piso... En eralidad, qué se yo... ya me dieron tantas razones que estoy empezando a creérmelo y puedo hacerme pasar, como en las pelis de los ochenta, para manosear a las inocentes.

Ante la patdifusa mirada de la gallega tuve que segur hablando:
-¿Qué ye eso? ¿ron?... Pues sigue dándole y descuida guardias que la noche acaba en touché...
- ¡Qué mala idea tienes de la gente, macho!...
- Tengo la que tengo porque soy lo que soy gracias a lo que he vivido. De libro, señora mía. Este es el que no saluda a las feas y dice el amabilisimisimérrimo hasta luego a todo chocho con pinta de depilación que se le cruce. (confirmé esto al lunes... y no estaba la gallega, qué pena).

Y es que uno... Uno sabe de lo que habla porque a la que alguno de estos ponía de que tiene que ser una putísima en la cama la tenía uno en un pedestal... Lógicamente, se la habrán tirado los lobos antes que el leñador porque, si otra cosa nos enseña el mundo, es que vale mas nacer que trabajar... Ya lo dijo Sancho citando a su señora abuela, que no hay más que dos castas en este mundo: Tener y no tener.

Pero, al caso. El caso es que, de libro, también hay gilipollas.

Habemus unum de esos que quieren exterminar a la raza de... ni siquiera recuerdo la palabra... ¿charnegos?. Un cataludo de pro, de esos nacido allá de padres inmigrantes. De bandera de la corona de aragon con estrellita cubana. Uno de esos que creen, por religión dado que no hay más forma de creer, que la historia no fue lo que fue. Pelado tengo el culamen ya de explicar a los Letones que lo que les enseñan sobre España en la escuela no es correcto. Este chaval lo cree a piés juntillas. Cree toooodas las mentiras que diga qué se yo quién, lider del partido nazi de ese que él llama "su país", y hasta los cojones tiene a los letones de la oficina con sus cuentos y miserias judiares inventadas sobre pueblo sin tierra, torturas y mierdas. Comprendo a los de aquí, hasta cierto punto y ya hablaremos de quillotro más adelante, porque... je... aquí, todo eso fue cierto.

Sea, pues: el gilipollas. En el mundo tiene que haber de todo. Tenemos un par de ellos pero del otro ya hablé. Al gilipollas, por el rabillo del ojo, por la comisura del oído, lo escuché intentar chulearse delante de la moza nueva. Ayer ya hizo tanto frío, le dijo, que cayó la primera sopa de pollo de la temporada. Algo como que sí, respondió ella, como que sí, carajo, que hizo frío, el tiempo pedía sopa.

El chaval... Perdón... Perdón... El gilipollas debía de esperar que se le preguntase. Yo no hablo mucho, así que, embebido ajenamente en la conversación que tenía delante, seguía entreviendo lo que se venía por allá atrás, por el rabillo del ojo. Por baba que se me hacía pensando en poder intervenir porque predije, antes de suceder, que el mamón de los cojones, se iba a hacer el chulo de algún modo de que está estudiando Letón (en adelante, la lengua más inútil de la historia). Y es que no pasa un día en que no suelte el que aaaaaaaaah, carajo... es que se declina así y yo entendí asá... o, claro, es que tú no haces el esfuerzo de aprender la segunda lengua más inútil de la historia...

Otro día diré por qué no hago el esfuerzo.

Siempre lo hace, porque es gilipollas. Porque hasta los letones te dicen que, de aprender, lo útil es aprender ruso que se habla en meda Europa, antes que la lengua más inútil de la historia hasta que el catalán pareció importante para un gilipollas y se fue a Letonia. El catalán (en adelante, la lengua más inútil de la historia o el hombre más gilipollas de los existidos sobre la faz de la tierra), tras un incómodo silencio en el que esperaba que la moza le preguntase cómo cojones se puede fabricar un comestible o bebedizo de sopa de pollo sin ganar un premio Nobel en el intento o tras las consecuencias, dijo:
- De sobre - (en adelante, de mentira) -, claro...

Por supuesto. No vaya a ser que los gusanos (fe cierta, conozco quien trabaja en eso) con los que hacen la sopa de sobre y el Avecrem (en adelante, suplemento queratinoso nutritivo de, digamos, origen animal), hayan muerto en un horno de secado por nada. Por supuesto, la sopa de pollo no se puede hacer de más maneras que revolviendo un sobre con agua caliente...

Silencio.

-¡Ah! - dijo ella, preguntándose, intrigada, si el hombre más gilipollas de los existidos sobre la faz de la tierra tenía algún punto al que llegar con ese enunciado: "De sobre, claro...". Platón dijo lo mismo de la caverna. Supongo.

Silencio.

Y, cual leve mariposa rompe su capullo, el capullo, el hombre más gilipollas de aquellos habidos sobre la faz de la tierra, explicó que es jodido porque, aunque busques marcas, todas las instrucciones están escritas en, si, la SEGUNDA lengua más inútil jamás hablada por el hombre más gilipollas que haya pisado jamás la faz de la tierra.

La suma dificultad, el harto complejo mecanismo subyacente, la maravilla de la creación humana que, vamos, Picasso y Leonardo... ja... ¡UNA MIERDA!... Una puta mierda (en adelante, Capgemini) al lado del hombre más gilipollas de todos cuantos hayan hoyado este mundo terrenal. La complejidad de la tarea, decía, dejó a la muchacha tanto anonadada que tuvo que soltar ese mismo de antes:
-¡Ah! (en adelante, ¡joer!)

Como quien es gilipollas no puede serlo una sola vez. Aprovechó que ya no estaba la recipiente de la anécdota y volvió a intentarlo. Esta vez, quizá, no con quien debiera (en adelante, YO). Y a un silencio de esos que ocurren cuando uno come y no habla, dijo:
- Ayer hizo tannnto frío...

YO me sonreí. y casi se me sale el arroz que estaba comiendo por la nariz

Y dijo eso. Y dijo que hizo sopa. Y nadie dijo nada. Y dijo que de mentira, coño, por supuesto...

YO, respondí:
- ¡Joer!... ¿Qué...? ¿No venden pollo en el supermercao o qué?

Terminándose la chulería, el día del libro, las aves de corral y mi desfogar.

gracias muchas. un saludo.