Yayocaturas | CAPricaturas | Blog de Yayo | About

Asumptions

Subí a la oficina en ascensor el viernes. Siempre subo en ascensor, son seis plantas y, uno, ya no es tan ágil. Iban en el ascensor dos de las cachondísimas de la planta cuarta. Son de otra empresa. En el cuarto se abre la puerta y siguieron hablando el chiu chiu de aquí. Se dieron cuenta cuando se iba a cerrar la puerta y salieron.

Tonterías.

Abrieron la puerta de su oficina, la de los ojazos echó un vistacillo atrás antes de entrar, mientras se cerraba la puerta del ascensor. Sonreí.

Llegué al sexto pensando ya en otra cosa. Cómo funcionan las puñeteras tarjetas para abrir las puertas. La pasas, corriente inducida, emite un código. Qué se yo. Más tarde leí algo al respecto.

Fui a mi sitio, le dije a Mihails el temita de las tarjetas. Dijo que ni puta idea. Leí algo en la wikipedia esa. Alguna cosa estúpida en foros. Mihails tenía, entonces, un problema de javascript. se me acercó para preguntar y dijo que qué carajo hacía leyendo eso.

Curiosidad.

Bah, me dijo, no lo vas a usar en la vida... Dije: "Bet you one euro I can open the 4th floor door using this card...".

"No way!... Deal!"

Así que se levantó y dijo eso de hale, vamos. "Dabaj! Dabaj!". Okis. Allá que nos fuimos.

Delante de la puerta, me puse a un lado porque, dentro, hay cámaras. Crucé el dedo sobre los labios y hablé bajo. Cuántos intentos?. Se lo pensó, pero dijo, que los que quiera Vale, vale, ¿si la abro a la primera va el doble?

ok, dabaj!

Asumptions.

La puerta del cuarto no es de tarjeta, es de código. Apostados dos euros, viene el flashback. La miradilla de la buenorra no era porque yo sea tan irresistiblemente guapetón. Fue porque olvidó ponerse entre medias del teclado numérico y yo cuando pinchó el código. No pude resistir sonreír cuando miró atrás y supo que yo había visto el código.

Me saqué el colgante de la tarjeta del cuello y, con una esquinita, tecleé el código. Ni siquiera sabía los números, pero eran los cuatro de la columna del centro: 2580. Si, es como el teclado del teléfono, los números van al revés que en el del ordenador.

Bzzzp!... La cerradura se abrió.

Quiero el premio en chocolate, dije. Pero no usaste la tarjeta!

- What the fuck!!...  i´ve used the darn thing to punch in the code?!
- Fuck!... But...  You knew the code already!
- That was not part of the bet!. You owe me 2 euros in M&Ms... Buy them in prisma, please, it´s more quantity...