Yayocaturas | CAPricaturas | Blog de Yayo | About

Soñé que hablabas

Soñé que hablabas aunque estabas muerta

Otra noche

Otra noche de otro día. Otra vida que se va y acaba en el alba. Otra agenda y mas interés en la cuenta.

Más pagar. Otro deber. Otra costalada, otro saco.  Otra herencia al futuro. Una letra que no pagaré.

Una vida, una celda. Un ladrillo más: una mamposta.

Cada clavo que cuenta, cada madera, guía y costilla. Cada remo y cada afán...

Cada minuto de inreposo...

Cada condena, cada mandar.

Inreposo, qué palabra. Inreposo, donde lo natural es reposar, no morir, no nacer...

Cada minuto robado a la noche, cada caricia a la soledad... Cada brisa al sol... Cada siesta a la jornada.

Cada duro que ponemos es un duro ganado a la perra vida.

Perra vida como poco.

NESSUN MAGGIOR DOLORE,

CHE RICORDARSI DEL TEMPO FELICE NELLA MISERIA

El verdadero creyente

El tema està en poner "socialista" en el nombre para atraer a los prosoviéticos. Lo mismo con la bandera y los pasquines a los que les iba el rojo: "Bastaba ya el color rojo de nuestras proclamas para atraerlos al local de nuestras asambleas."

Irían cayendo como moscas al movimiento. Parece que los fanatismos son intercambiables (Hoffer). Hasta el punto de que, los tristes que tenemos que pagar el pato y aguantar las mierdas de sus inculturas e irracionalidades, no vemos mayor distinción en matar por Franco que por la invención de la patria vasca o catalana.

Nótese el desprecio con el que Hitler dicr que basta sólo el color del pasquín. Trata de tontos a quienes no le siguen y luego le siguen.

Curioso como poco.

Qué cosa.

Podremos.

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=10154427914284887&id=633949886

Sobre el supuesto pucherazo

Sobre el supuesto pucherazo y el fascismo reinante:

Mis dos centavos